¿Han escuchado hablar de la Zumba? Bueno lamentablemente muchos cristianos, incluyendo a miembros de nuestra iglesia, están siendo influenciados y arrastrados a este tipo de actividad que supuestamente hace bien para el bienestar físico. Inclusive incentivando o invitando a otras personas a realizar esta actividad.

Pero ¿Que es Zumba?
Según la definición ofrecida por Wikipedia, la Zumba es un movimiento o disciplina fitness de origen colombiano, enfocado por una parte a mantener un cuerpo saludable y por otra a desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al cuerpo mediante movimientos de baile combinados con una serie de rutinas aeróbicas. La zumba utiliza dentro de sus rutinas los principales ritmos latinoamericanos, como lo son la salsa, el merengue, la cumbia, el reggaetón y la samba.

Ya tenemos la definición de lo que es esto. Pero note lo siguiente:
a) Se utilizan movimientos de baile
b) Se utilizan rutinas aeróbicas
c) Se utilizan ritmos latinoamericanos como salsa, merengue, cumbia, reggaetón y samba. También se utilizan el flamenco, calypso, rumba, bachata y belly dancing.
d) Se combinan movimientos de baile con las rutinas aeróbicas.

¿Notaron lo que dice en la letra c)? Estamos hablando de baile y música que no edifican y que lo único que hace es estimular los sentidos de quienes practican estos “ejercicios”. Algunos de los intérpretes de estos ritmos musicales son Daddy Yanqui, Don Omar, Shakira, Marc-Anthony por nombrar algunos.
Muchos piensan que la Zumba hace bien para el cuerpo, y puede que así sea, pero además del cuerpo está nuestra mente que se ve estimulada al punto de no discernir con claridad el peligro de estas prácticas.

Satanás es muy astuto. Recordemos lo que sucedió en el Edén cuando Eva fue inducida a comer del fruto prohibido: Génesis 3:6 dice: “Entonces la mujer vio que el árbol era bueno para comer, que era atractivo a la vista y que era árbol codiciable para alcanzar sabiduría. Tomó, pues, de su fruto y comió. Y también dio a su marido que estaba con ella, y él comió”
Sin duda El enemigo de Dios sabe lo que esta haciendo. Hace que algo que es rechazado de plano por los cristianos sea después aceptado como apropiado, bueno, entretenido o por último como beneficioso para la salud.

La Biblia dice también en 1 Corintios 6:19 “¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que mora en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”
Sin duda como cristianos todos estamos de acuerdo en que debemos cuidar nuestro cuerpo y debemos tratar de mantenerlo saludable mediante el ejercicio físico. El punto es que no se puede transar o dar concesiones en ciertas cosas a fin de lograr este objetivo. ¿Acaso creen los que practican este estilo de “ejercicio” que Jesús se agrada por ello? Claro que no.

“El deseo de excitación y agradable entretenimiento es una tentación y una trampa para el pueblo de Dios y especialmente para los jóvenes. Satanás está preparando constantemente seducciones que distraigan las mentes de la obra solemne de preparación para las escenas que están a punto de sobrevenir. Por medio de los agentes humanos, mantiene una excitación continua para inducir a los incautos a participar en los placeres mundanales. Hay espectáculos, conferencias y una variedad infinita de entretenimientos calculados para inducirlos a amar al mundo; y esta unión con el mundo debilita la fe”. – {CPI 294.2}