Prueba tus conocimientos con este sencillo Cuestionario Bíblico

Clic aquí

Captura de pantalla 2018-08-26 a la(s) 14.18.16

Anuncios

Lección de escuela sabática en pdf para el 01 de septiembre

Descárgala haciendo clic aquí

Captura de pantalla 2018-08-26 a la(s) 12.03.39

Lección de escuela sabática en pdf para el 25 de agosto

https://drive.google.com/open?id=1VyyfzvR5BXFTIrfSs7BwbBeST4fn2vjf

6d837b86-db59-4212-9bdc-4feb33b0dff9.png

Lección de Escuela Sabática para el 18 de agosto en PDF.
Si no la tienes descárgala en el siguiente enlace:

Descárgala aquí

– No comas dentro del templo

– No corras en la iglesia

– No tires basura en el templo, es un lugar santo.

– Si necesitas hablar con alguien dentro del templo hazlo en voz baja.

– Pon atención a la persona que habla adelante.

– Que tu vestimenta sea sencilla y decente, el templo es un lugar sagrado de adoración, no una pasarela de modas. (Mat. 10:16; Filip. 2:15)

– Si usas un celular mantenlo apagado dentro del templo, con volumen de timbre bajo o en modo silencioso.

– Si necesitas contestar tu teléfono mientras se realiza una reunión, con reverencia y mientras sea posible, hazlo fuera del templo.

– Utiliza las redes sociales en forma responsable de modo que refleje tu carácter cristiano.

– Si requieres utilizar las redes sociales para comunicar actividades de la iglesia hazlo en silencio para no molestar al resto y en lo posible fuera de una reunión.

– Todo el recinto del templo es un lugar sagrado, por lo tanto todo lo que hay en él también lo es. No utilices objetos o utensilios del templo en forma descuidada ni para propósitos que no son los de un lugar de adoración. Eso no es agradable a los ojos de Dios. (Dan. 5:2,22-30)

– No utilices ejemplos mundanos en el púlpito para captar la atención de los espectadores.

– Cuando devuelvas los diezmos o entregues tu ofrenda hazlo de corazón, para agradar a Dios, no solamente por cumplir ni para sobresalir ante los demás. (2 Cor. 9:7)

Por Carolyn Azo.

Isaías 5:20 “¡Ay de los que llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo!”.

Es increíble ver como el mundo ha llegado a un estado igual o peor que las ciudades de Sodoma y Gomorra; donde niños, mujeres y ancianos, en especial, tienen que sufrir las consecuencias del pecado. En estos días estar de parte de la verdad parece locura a los ojos de los hijos del mundo, digo eso porque los hijos de Dios aceptan y obedecen las normas que él mismo dejó. Bien dice el dicho: “Es ciego el que no quiere ver”. Es imposible no darse cuenta como las profecías están cumpliéndose delante de nuestros ojos y los pilares bíblicos están siendo dejados de lado.

Cuando Dios creó el mundo estableció dos pilares de suma importancia para nuestra felicidad y bienestar humano, pero el ser humano dado a su terquedad y pecado siempre ha tratado de modificarlos, me refiero al matrimonio y al día de reposo bíblico, el sábado.

Estos últimos tres años el mundo se ha visto envuelto en una secuencia de sucesos rápidos donde se han cambiado los valores bíblicos por los deseos humanos. Bien lo dice la Biblia en Isaías 5:20 que “a lo malo le llamarán bueno y a lo bueno malo”.

La doctrina del matrimonio

Dios creó al hombre y a la mujer, los unió en matrimonio para que fuesen felices, para que procreasen y poblasen la tierra, pero como todos somos testigos el diablo se ha esforzado desde el inicio por romper matrimonios y crear nuevas formas de este fundamento bíblico; privilegio de unión dado a la pareja edénica, y por consiguiente, a nosotros, por el mismo Dios. Sin embargo, el ser humano rechazando la Palabra de Dios se ha corrompido y va atrás de sus deseos. No lo digo yo, lo dice Pablo en Romanos 1:26,27; cuando dice: “Por eso Dios los entregó a pasiones vergonzosas, pues aun sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza. Del mismo modo también los hombres, dejando la relación natural con la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío”.

La doctrina del sábado

Una vez juntos, la primera familia participó del pilar más importante, el sábado. La Biblia dice que el sábado fue creado por causa del hombre y no el hombre para el sábado. Puede leerlo en Marcos 2:27. El Señor separó el séptimo día para que reposemos y lo santifiquemos, para que la familia esté unida y sea un recuerdo perpetuo del memorial de la creación, de su amor hacia  nosotros. Pero una vez más el hombre lo echó a perder, cambiando el sábado por el primer día de la semana, el domingo. La misma enciclopedia Wikipedia informa que, “el 7 de marzo del 321, el emperador romano Constantino I el Grande decretó que el domingo (el día del Sol) fuera considerado como el principal día de la semana, en reemplazo del sábado (‘día de reposo’)”. Claro, “día del Sol”; es decir, ahora la humanidad tenía que inclinarse ante un astro creado por Dios y dejar de lado a Dios mismo, ¡Qué herejía! El diablo en todo momento usó personas como tú y como yo, que alejados de Dios, y siguiendo teorías humanas o tradiciones, se dejaron usar como agentes que lucharon y luchan contra la verdad, -y hoy sucede lo mismo-, me refiero a la Biblia y solo la Biblia, la que debió ser para todos la única regla de fe para todos los tiempos.

La escritora Elena White a luz de la Biblia lo dijo de una forma más clara en el libro El Grande Conflicto, pág. 593.4, al hablar sobre estos tiempos. “Conforme vaya acercándose la tempestad, muchos que profesaron creer en el mensaje del tercer ángel, pero que no fueron santificados por la obediencia a la verdad, abandonarán su fe, e irán a engrosar las filas de la oposición. Uniéndose con el mundo y participando de su espíritu, llegarán a ver las cosas casi bajo el mismo aspecto; así que cuando llegue la hora de prueba estarán preparados para situarse del lado más fácil y de mayor popularidad”.

¿De qué lado estarás? ¿Cambiarás la Palabra de Dios por opiniones humanas? ¿Te unirás a los que luchan por invertir los valores morales? Es tiempo de alzar nuestros ojos al cielo, santificarnos por medio de la comunión diaria con él, porque nuestra redención está cerca.

“Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”. Mateo 24:13

Pasos para mejorar las Reuniones de Jóvenes

1. Pedir la dirección de Dios en la planificación.

2. Nunca improvisar los programas y siempre tener un plan alternativo (Plan “B”) en caso de cualquier eventualidad.

3. Reunirse en forma periódica para verificar los temas que se tratarán.

4. Invitar con anticipación a los hermanos de iglesia y amistades indicando claramente la fecha y hora del programa. Si es necesario se deben utilizar las redes sociales (Facebook, Twitter, Google+ u otras) para recordar el horario de las reuniones.

5. Verificar que el templo esté limpio y ordenado antes de comenzar la reunión.

6. Ser puntuales. Los programas se deben comenzar a la hora indicada, no importa que haya pocas personas en ese momento. No es prudente hacer esperar a Dios. Los miembros de iglesia pronto se acostumbrarán también a ser puntuales en su llegada a la reunión.

7. Quien dirige el programa debe tener total claridad de cuál es la siguiente actividad o persona en participar dentro del programa. No saber qué parte del programa viene a continuación demuestra que se improvisó a la hora de presentar el programa.

8. Quienes tienen una determinada participación dentro de la programación deben estar en la iglesia antes que comience la reunión. El hecho de que a un joven o señorita le corresponda participar a la mitad o casi al final del programa no significa que tenga derecho a llegar más tarde.

9. Aprovechar las herramientas tecnológicas pero no exagerar. La música y el sonido de micrófonos deben tener un volumen adecuado. Ni muy alto porque molesta los oídos (esto se nota más en una iglesia pequeña), ni muy bajo ya que no se oiría correctamente a quién está cantando o hablando (esto se nota más en una iglesia grande)

10. Quién está a cargo del sonido y/o la presentación de los himnos o cantos mediante un computador y un proyector (data show) debe estar durante todo el programa atento a esa labor. Si dichos equipos tecnológicos junto con otros, como controles de sonido, están en una sala aparte de la nave central, el encargado debiera estar de punto fijo en dicha sala y no con la congregación, evitando así el tener que pararse a cada rato para ir a continuar con su labor.

11. La música, cantos e himnos utilizados en las reuniones deben ser llamativos pero asegurándose de qué sean apropiados y exalten al Creador. Se debe evitar utilizar la música de ciertos artistas llamados “cristianos” pero cuyas letras, ritmos y melodías no son acordes con la verdadera adoración. Si no se está seguro de que la música o cantos sean apropiados entonces es mejor averiguar primero en distintas fuentes, ya sea consultando con el pastor local, algún hermano(a) que sepa más de lo relacionado con la música o a través de internet.

12. Tener invitados especiales participando en los programas de jóvenes como por ejemplo un pastor, cuarteto o conjunto coral o musical. También puede ser alguien con habilidades en algún instrumento musical o un profesional que se desempeñe en un área afín al tema que se va a presentar.

13. Siempre debe haber alguien a la entrada del templo que reciba con un cordial saludo a quienes van llegando a la reunión. Ciertos jóvenes o señoritas piensan que porque algunos ya se conocen no es necesario el saludo de bienvenida.

14. No discriminar. El hecho de que sean programas de jóvenes no significa que una persona mayor o un niño no puedan participar con algún tema, alabanza, etc.

15. Los juegos bíblicos deben ser eso, juegos bíblicos. Se debiera evitar utilizar actividades que nos alejen de la Biblia en vez de acercarnos a ella como actividades o juegos que rayan en la mundanalidad.

16. No incentivar a los asistentes con premios para su participación pues esto crearía una competencia interna o rivalidad. “El ofrecer premios creará rivalidad, envidia y celos; y algunos de los más diligentes y dignos recibirán poco crédito” (COES Cap. 141)

17. En algunas iglesias hay objetos como por ejemplo una Biblia o las Tablas de la Ley que están puestos en un lugar destacado del templo para recordarnos la importancia de ellos. No se debiera utilizar dichos objetos en juegos u otras actividades sin la aprobación de los dirigentes de la iglesia.

18. En muchos programas de jóvenes se requiere el apoyo gráfico para expresar el contenido de lo que se va a tratar. Siempre hay personas en la iglesia con habilidades especiales para la confección de dibujos, letras, pancartas u otro material gráfico en papelería o de otro tipo, por lo cual se les debiera pedir el apoyo para concretar determinadas partes del programa, por ejemplo la confección de un díptico informativo, letras para colocar en la plataforma del templo, confección de tarjetas especiales para los asistentes, etc.

19. El formato de los avisos, carteles o afiches publicitando las reuniones debe ser llamativo pero sin caer en la mundanalidad. Se han visto algunos afiches que más parecen llamados a asistir a un concierto de rock que a una reunión de alabanza al Creador.

20. Cuidar la vestimenta de los que organizan y/o dirigen el programa de jóvenes. Recuerden que es un programa de alabanza y adoración a Dios y no una reunión cualquiera con amigos por lo que se debiera estar lo más presentable que se pueda.

21. No olvidar la Biblia. El programa debe estar centrado en Jesucristo por lo que importante que todos tengan sus Biblias a mano. En un mundo en que la tecnología parece ganar cada vez más espacio y en donde se ven Biblias electrónicas ya sea en celulares, tablets u otros dispositivos es bueno siempre tenerla en forma escrita, física, tangible, de modo que sea compartida con todos los asistentes al templo.